Visor de contenido web Visor de contenido web

El Paisaje de Ponga

 

Los contrastes altitudinales que se dan en toda la extensión del concejo dotan a Ponga de una enorme variedad de elementos paisajísticos definidos por un marcado carácter natural.

Además, las vistas exteriores de buena parte del concejo recaen en los impresionantes farallones de roca caliza del cordal de Ponga o de los Picos de Europa.

 

 

Singularidades paisajísticas de gran interés, fragilidad e inestabilidad ecológica y que introducen una gama cromática muy diversa son:

  • La prolífera diversidad de gargantas de los ríos. Destacan sobre cuarcita la de Los Corredores, sobre caliza la de Los Beyos, Santa Bustia, Los Andamios, además de los estrechos pasos de La Escalada, Sobrefoz y Mestas- Tanda. Colgadas en las gargantas quedan pequeñas cuencas visuales de gran potencial como los entornos de Biamón, La Caviella-Casielles, Tolivia, La Arena y Carangas.

  • Los dominantes bosques de haya y abedul. El bosque de Peloño representa uno de los mayores hayedos de Europa. El tramo hasta Sobrefoz del río Ventaniella y el entorno del Pierzu, hasta el río Ardosil, conservan también elementos de gran interés paisajístico por lo anfractuoso del relieve y por los extensos bosques que se conservan, que introducen contrastes de tonalidades estacionales muy variadas.

  • Valles en artesa.

  • Verdes pastizales subalpinos.

  • Paisajes de majadas.

  • Los escarpes de roca que cierran los circos glaciares y los canchales.

  • Núcleo rurales. El paisaje se enriquece con las numerosas muestras de arquitectura rural local: casas con corredor, hórreos, paneras, tenadas, iglesias y lujosos palacios indianos muy bien conservados. En las aldeas del concejo todavía se conservan las costumbres ancestrales y la forma de vida tradicional.

Otros lugares de interés son el valle de Vallemoro, Abiegos, Cadenava y Sellaño.

El espacio más transformado del concejo se halla en torno a las vía de comunicación de ámbito municipal que los atraviesan de norte a sur y, en particular, en torno al valle medio del río Ponga. En esta zona se producen las menores pendientes. La cubierta forestal mantiene extensas masas de bosque autóctono y plantaciones de castaño, entre las que se abren amplias zonas de praderías y, en las zonas más altas, masas forestales seriales de acebo, avellano y matorral. A esto se añaden los bosques de las riberas de los ríos, lo que multiplica las texturas del mosaico de usos que se entremezcla en esta zona, probablemente la más variada del concejo. Las vistas exteriores son sobrecogedoras, destacando el Tiatordos, Peña Taranes desde el este y Picos de Europa desde el valle de Taranes y Les Bedules.

 

Texto: Agenda 21 Local

Imágenes: Asociación hostelería y turismo de Ponga