Visor de contenido web Visor de contenido web

Centro de Interpretación

El Centro de Interpretación del Parque Natural de Ponga, en Beleño, ofrece a los visitantes un interesante recorrido en el que podemos observar diversos aspectos de la vida del concejo:
apuntes sobre el pasado pongueto reciente y de antaño, naturaleza, fauna, pueblos, construcciones, sus gentes, tradiciones, artesanía...

El contenido es muy variado y se presenta de forma ilustrativa y entretenida. En esta página queremos plasmar algunos de los contenidos como muestra representativa del Centro.

Los contenidos expositivos han sido elaborados por un extenso grupo de trabajo local, agrupado en torno a la empresa ejecutante Contratas Abamia, y siguiendo el proyecto redactado por los arquitectos Gerardo Rodríguez Monge y Ana Llano, de acuerdo con la dirección artística de Eduardo Carrero, la coordinación de Gonzalo Barrena y el asesoramiento de Gerardo López, Ángel Mato, Marta González, Pedro Carrio y Eliseo Nicolás.
En la ejecución de los contenidos han participado significativamente artistas locales, como Yasmina Testón (Sobrefoz), Olaya Fernández (Beleño) y Kiko Miyares (Llanes), fotógrafos de la comarca, como César Hórreo (Parres) y Juan M. Dalmau (Cangas de Onís), maestros carpinteros, como Javier Rodríguez Gallinar (Beleño) y Matías Muñiz (Beleño), artesanos como José Muñiz (Beleño) y una extraordinaria relación de vecinos, visitantes y amantes de Ponga en general.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El árbol de las artes

Los bosques de Ponga han aportado secularmente una valiosa materia prima para la arquitectura, portillería, cierres y construcción de utensilios en general. Las artes de la localidad y el conocimiento acumulado por los vecinos han sabido adaptar con acierto ese recurso a sus necesidades.

Como reconocimiento de esa valiosa relación, se reconstruye este árbol, ensamblando en él al modo tradicional una pequeña y significativa parte de lo que la naturaleza aportó.

Instalación escultórica de Eduardo Carrero, Javier Gallinar y Eliseo Nicolás. Beleño, 2009.

La importancia económica del bosque en la vida de Ponga ha estado siempre presente desde la antigüedad. Bosques como el de Peloño o el monte Semeldón fueron objeto en varias ocasiones de talas masivas para la construcción naval y para cubrir la demanda de combustible en forjas y ferrerías, alimentadas con carbón vegetal. En menor medida, la madera quemada en los caleros para la obtención de cal también influyó significativamente en la merma de las masas forestales de la región.

Los usos tradicionales del bosque siempre resultaron más sostenibles y marcan desde antaño una estrecha relación entre los ponguetos y la principal materia prima de Ponga.

 

 

 

Textos: Asociación de Hostelería y Turismo de Ponga

Imagen: Asociación de Hostelería y Turismo de Ponga - Centro de Interpretación del Parque Natural de Ponga